domingo, 6 de marzo de 2011

Ashoka Changemakers: "Todo el mundo puede cambiar el mundo"

Organizaciones no gubernamentales de la talla de Ashoka son las responsables de que haya sido necesario acuñar un neologismo como "emprendedurismo", en procura de consensuar la traducción más cercana posible a enterpreneurship, ya que expresiones lingüísticamente correctas como "emprendimiento social", o "espítritu empresarial", no alcanzan a reflejar fielmente el vasto campo de acción en el que se desenvuelven los diferentes tipos de emprendedores independientes que nuclea esta prestigiosa ONG.

Todo el mundo puede cambiar el mundo”... Conforme a esta visión, Ashoka promueve la construcción de un nuevo paradigma en el que cada individuo pueda contar con el apoyo necesario para abordar los problemas existentes, proponer y generar cambios. Plantea una filosofía según la cual cualquiera puede transformarse en un emprendedor social, creando cambios sociales sistémicos dentro de un área de trabajo en una región determinada. Los únicos requisitos para lograr este cambio social son compromiso, pasión, creatividad y originalidad.

Fundada en 1980 por Bill Drayton en Washington DC, bajo la premisa de que la manera más efectiva de promover el cambio social positivo es invertir en emprendedores sociales que aporten soluciones innovadoras que sean sostenibles y replicables, tanto a nivel nacional como global, Ashoka está encabezando una transformación profunda en la sociedad. El sector ciudadano global, liderado por emprendedores sociales, ha crecido exponencialmente en las últimas décadas, y está experimentando una revolución similar a la que produjo el tremendo incremento de la productividad del sector empresarial en el último siglo, a la vez que la cantidad y la sofisticación de las organizaciones ciudadanas se acrecientan visiblemente.

El logo de Ashoka es un roble. Fuerte y sólido, este árbol representa el poder del compromiso y las contribuciones de Ashoka a la construcción de una red proactiva de emprendedores sociales. Cuenta la Historia que Ashoka fue el líder que unificó el subcontinente indio en el siglo III AC, renunciando a la violencia y dedicando su vida al bienestar social y al desarrollo económico. Por su creatividad, perspectiva global y tolerancia, Ashoka es reconocido como el ejemplo más temprano de un innovador social. A su vez, la voz "ashoka" significa "ausencia de tristeza" en sánscrito.

Habiendo elegido a los primeros emprendedores sociales destacados en 1981, en la India, Ashoka ha crecido sostenidamente, hasta convertirse en una asociación que en la actualidad congrega a más de 1800 Ashoka Fellows en más de 60 países en los cinco continentes principales del mundo. Los emprendedores sociales son personas excepcionales, con la visión, la creatividad y la extraordinaria determinación propias del emprendedor de negocios, pero que destinan estas cualidades a generar soluciones innovadoras para problema sociales. Básicamente, los Ashoka Fellows exhiben las siguientes características:

  • Ponen en práctica una idea innovadora para resolver un problema comunitario, logrando desencadenar un impacto social considerable.

  • Creatividad en su visión, estrategia y resolución de problemas.

  • Calidad emprendedora: pasión por su trabajo, trayectoria de emprendimiento y experiencia relevante en el campo de acción respectivo.

  • Confiabilidad y una conducta incuestionable en cuanto a su postura ética.
Si estás interesado en conocer a algunos de los Ashoka Fellows e interiorizarte acerca de sus respectivos emprendimientos, puedes hacerlo aquí: http://www.ashoka.org/fellows. Esta aplicación te permite refinar tu búsqueda por país, región, campo de acción, nombre y apellido del Fellow, etcétera. A modo de ejemplo, aquí te pasamos el link de la página que agrupa a los emprendedores sociales más destacados de la Argentina: http://argentina.ashoka.org/emprendedores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada