domingo, 25 de septiembre de 2011

Proyecto ECHO: Soporte tecnológico innovador para los trabajadores de la salud pública

En un post que publicamos a fines de abril de este año, El auge del mHealth en los países en desarrollo y el valioso aporte de InSTEDD en ese campo, comentábamos que miembros de nuestro equipo en EE.UU. estaban transitando la fase preliminar de un proyecto conjunto con el Departamento de Salud e Higiene Mental de Nueva York, denominado ECHO: Electronic Communications for Health Organizations –Comunicaciones Electrónicas para Organizaciones de la Salud–. En aquella oportunidad también dijimos que dicho prototipo serviría de experiencia piloto para extender posteriormente estos nuevos recursos a todo el universo de beneficiarios que cubre InSTEDD a través de sus dos laboratorios de innovación, tanto el del sudeste asiático como el de América Latina.

Pues bien, seis meses después, el Proyecto ECHO ya es un hecho consumado, tal como ha quedado registrado en el video que aparece al pie de este artículo. El objetivo era mejorar la capacidad de relevamiento y transferencia de información de los Equipos de Integración Comunitaria (Community Outreach TeamsCOTs–) del Departamento de Salud, superando las grandes brechas que habían sido detectadas durante la pandemia del virus H1N1 en los años 2009 y 2010 –virus que ha venido mutando en diversos subtipos, como los de las gripes aviar y porcina, por ejemplo–, agilizándose así todo el proceso de recolección de datos desde el terreno, mapeo y evaluación posterior en las oficinas centrales, que les permitiera optimizar su capacidad de respuesta ante cualquier emergencia sanitaria.

Los COTs trabajan en las comunidades locales con el propósito de recolectar datos de campo geo-localizados y compartir la información pertinente. La meta del Proyecto ECHO precisamente consistía en apoyar a estos equipos, permitiéndoles que pudieran crear y llenar formularios electrónicos de relevamiento de datos en dispositivos portátiles como, por ejemplo, tabletas, y luego transmitir dicha información al Centro de Operaciones de Emergencia, prácticamente en tiempo real.

De ahora en más, en situaciones que requieran una investigación minuciosa, como por ejemplo en caso de una epidemia potencial de alguna enfermedad, estos equipos estarán en condiciones de crear formularios para encuestas públicas y enviarlas a trabajadores de campo, cada uno de ellos munido de su propia tableta Motorola Xoom. Luego ellos recopilarán las respuestas del relevamiento, encuestando a los miembros de las comunidades afectadas, y las reenviarán al servidor central, donde posteriormente podrán ser exportadas a una plataforma GIS (Geographical Information System –Sistema de Información Geográfica, o SIG–).

En sentido estricto, un Sistema de Información Geográfica es una plataforma diseñada para capturar, almacenar, editar, analizar, compartir y desplegar en todas sus formas información referenciada geográficamente, con el fin de resolver problemas complejos de planificación y gestión. En un orden más genérico, los SIGs son herramientas que permiten a los usuarios confeccionar consultas interactivas, analizar la información espacial, editar datos, desplegar mapas y presentar los resultados de todas estas operaciones en un marco que permita visualizarlos adecuadamente.

Quienes lideraron este proyecto por parte del área de la salud pública de la ciudad de Nueva York fueron Morgan L. Johnson, MPH (Master of Public Health), coordinadora de los COTs, y Chris Goranson, director del GIS Center en la Oficina de Servicios de Epidemiología del Departamento de Salud e Higiene Mental de Nueva York.

InSTEDD ya había tenido la oportunidad de trabajar con Chris en otro proyecto, el año pasado, consistente en el desarrollo de una plataforma que permitiera reportar y geo-localizar anuncios de bebida alcohólicas en la vía pública cercanos a escuelas y otras instituciones de enseñanza para jóvenes, valiéndose para ello de GeoChat. Puedes enterarte de los pormenores de este otro emprendimiento a través del siguiente post en inglés del blog de Nicolás di Tada: Mapping alcohol ads with GeoChat.

Volviendo al Proyecto ECHO, como parte de este desarrollo, InSTEDD debió articular su plataforma con la de Open Data Kit –ODK–, que es un conjunto de herramientas de código abierto y gratuitas que sirven para recopilar datos mediante dispositivos móviles, bajo tres modalidades básicas:
  • elaborar un cuestionario, sondeo o encuesta (ODK Build);
  • usar ese cuestionario para relevar información de campo mediante algún dispositivo móvil y enviar los resultados al servidor central (ODK Collect); y
  • agregar y guardar la información en el servidor, procesarla y desplegarla en diferentes formatos para su posterior análisis (ODK Aggregate).
Entre tantos otros, uno de los desafíos que debió sortear el equipo de InSTEDD durante el despliegue del Proyecto ECHO consistió en el rediseño de la interfaz del ODK Collect, de manera tal que ésta pudiera ser aprovechada más eficientemente en las pantallas de mayor tamaño de las tabletas Android.

En el video que te presentamos a continuación podrás presenciar los valiosos testimonios de Morgan y de Chris, como así también detalles del proceso de desarrollo de la herramienta. Cabe destacar que Nueva York es la segunda ciudad más rica del planeta –la primera es Tokio–, y, desde ya, allí resulta mucho más viable disponer del financiamiento, del equipamiento y de los recursos humanos necesarios como para llevar a cabo este tipo de desarrollos, que en las zonas de gran vulnerabilidad que abundan en el resto del mundo...

Por eso este tipo de proyectos tienen un valor incalculable, ya que permiten prototipar plataformas tecnológicas escalables y fácilmente replicables, que luego podrán ser implementadas en aquellas regiones que más lo necesitan: los países en desarrollo. Y precisamente ésa es una de las principales áreas que InSTEDD se ha propuesto apalancar, es decir, la salud pública en entornos de muy bajos recursos. Enhorabuena...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada