viernes, 10 de febrero de 2012

InSTEDD y mBlox se alían para proveer servicios móviles críticos a poblaciones vulnerables de América Latina


Indudablemente, la irrupción de la telefonía móvil en la escena mundial de los últimos años significó un salto cuántico en el acceso a las nuevas tecnologías por parte de las poblaciones más vulnerables, a un ritmo de crecimiento apabullante. Uno de los casos más representativos de este fenómeno es Haití, el país latinoamericano más pobre. A pesar de que la mayoría de sus habitantes sobrevive con sólo 2 o 3 dólares por día, más del 75% de ellos tiene un celular, y ello permitió salvar muchas vidas luego del devastador terremoto de enero de 2010...

Un colosal operativo de colaboración internacional, sin precedentes hasta ese entonces, comenzó a montarse a las pocas horas de desatado el desastre. ONGs, fundaciones, entidades gubernamentales y demás agencias de cooperación mancomunaron esfuerzos para coordinar acciones de rescate y contención ante tamaña emergencia. El prestigioso medio de tecnología y tendencias web en español TICbeat publicó en su momento una excelente crónica que retrataba cómo se había dado esta interesante sinergia de organizaciones durante el despliegue de la ayuda humanitaria. Puedes leerla aquí: El cloud computing en la ayuda a Haití.

Más allá de la invaluable participación de cada uno de los numerosos actores que formaron parte de este complejo entramado de cooperación internacional, un rol fundamental para que la maquinaria de salvataje pudiera ser puesta en marcha fue el cumplido por dos de los tres operadores de telefonía móvil de Haití, Digicel y Comcel, que proporcionaron un shortcode (número corto) gratuito para que la gente pudiera enviar y recibir los SMS salvadores: el 4636.

Nicolás di Tada
“Se tomó el control de un servicio meteorológico con un código corto (4636) y se instaló en las redes Digicel y Comcel para servir como puerta de entrada para cualquiera que tuviese acceso a un teléfono móvil. Josh Nesbit, cofundador de FrontlineSMS:Medic, describe humildemente su participación como co-coordinador que ha reunido al equipo de SMS al lograr el diálogo entre muchos voluntarios y diferentes organizaciones. Este trabajo lo han realizado personas como Jean-Marc Castera, un técnico de redes haitiano de Digicel, y Nicolás di Tada, de InSTEDD, que fue de emisora en emisora para asegurarse de que el mensaje se enviase y quedase claro. El servicio se hizo público mediante las emisoras de radio locales y el boca a boca”.

Éste fue un claro ejemplo de que la información salva vidas, y en este caso en particular, bajo la forma de simples SMS –alrededor de un millón– con información  práctica sobre cómo desenvolverse ante la crisis, qué hospitales estaban abiertos y cuál era su disponibilidad de camas, dónde había medicamentos y se entregaban alimentos u otros insumos, tips de supervivencia, etc. Estudios posteriores revelaron que la incidencia sobre los cambios de comportamiento de los sobrevivientes gracias a los SMS recibidos había sido del 85% –porcentaje altísimo, por cierto–.

Diagrama de Mission 4636, cortesía de Josh Nesbit
Ahora bien, no siempre se puede contar con operadores –también llamados carriers o telcos– dispuestos a proporcionar shortcodes gratuitos como en esta oportunidad, y, en todo caso, ello recién sería posible luego de arduas negociaciones que demandan su tiempo, amén de que ante un proyecto de asistencia de alcance regional, como podría serlo uno que abarcase a toda América Latina, por ejemplo, deberían preestablecerse acuerdos con los respectivos carriers de cada país involucrado. Y es aquí donde entran en escena los “agregadores” –aggregators, en inglés–, que ofician de intermediarios para proveer una amplia gama de servicios y soluciones móviles.

Y precisamente mBlox, líder en servicios de telefonía móvil con quien acabamos de concertar la alianza estratégica a la que nos estamos refiriendo, es uno de los principales agregadores del mundo. Cuenta con una red de más de 800 operadores en unos 180 países, con una cobertura que alcanza a más del 90% de la población planetaria (EE.UU., Europa, el sudeste asiático y ahora también América Latina).

En este reciente comunicado de prensa se informó que mBlox e InSTEDD, “un pionero en la integración de los abordajes sociales y tecnológicos para la solución de cuestiones humanitarias”, han anunciado que van a trabajar juntos en el curso de este año para mejorar la salud, la seguridad y el desarrollo de las comunidades vulnerables en América Latina.

La alianza entre mBlox e InSTEDD permitirá proveerles a ONGs, gobiernos, emprendedores sociales y otras organizaciones de América Latina acceso instantáneo, confiable y escalable a herramientas tecnológicas de telefonía móvil que faciliten la labor de aquellos que se encargan de suministrar ayuda humanitaria en escenarios de crisis tales como epidemias o desastres naturales.

Los alcances del acuerdo

Steve Love
Vemos nuestra relación con InSTEDD como una oportunidad única de trabajar con una organización que puede aprovechar nuestro alcance global para ayudar a que todo tipo de comunidades puedan comunicarse entre sí”, declaró Steve Love, CEO interino de mBlox. “Nos apasiona la idea de emprender la construcción de una red en América Latina que beneficiará a los más necesitados. Esperamos con interés trabajar con InSTEDD para aumentar nuestro impacto social en el futuro”, agregó.

InSTEDD ve en mBlox al socio ideal que le facilitará hacer realidad su visión de proporcionar ayuda de una manera mucho más eficiente a las comunidades vulnerables de todo el mundo a través de la tecnología de colaboración, y especialmente en Latinoamérica, apalancando la consolidación de su laboratorio de innovación regional, el iLab América Latina. mBlox aportará su vasta experiencia en este terreno, sobre la base de una infraestructura estable que apuntalará la concreción de los servicios proporcionados por el iLab.

Eduardo Jezierski
“América Latina es una región con grandes desigualdades internas y entornos de muy bajos recursos, pero llena de potencial en términos de usar la tecnología para empoderar a las comunidades dentro de sus contextos locales”, aseguró Eduardo Jezierski, CTO de InSTEDD. “Hemos identificado que mBlox resuelve muchos de los desafíos que implica trabajar con proveedores locales y regionales. mBlox ha establecido redes, infraestructura optimizada para una máxima flexibilidad y programas costo-efectivos que podemos conectar e integrar a nuestra plataforma de herramientas de colaboración. Su visión –que compartimosde ayudar a las comunidades regionales en América Latina también es muy importante para nosotros”. 

La red especialmente diseñada por mBlox obrará de soporte para la plataforma tecnológica de InSTEDD, y les permitirá a las diversas comunidades de la región comunicarse vía SMS y MMS Multimedia Messaging System–, de manera que puedan mejorar progresivamente su saludsu desarrollo socialla protección de su integridad física y sus derechos individuales. Así, los beneficiarios podrán responder en tiempo real, interactuando a través de herramientas de comunicación confiables y robustas. Los servicios provistos por mBlox le permitirán a InSTEDD despreocuparse de aquellos aspectos del proceso que atañen al agregador, para poder centrarse en el diseño, desarrollo e implementación de herramientas de código abierto que ayudarán a difundir información crítica entre los más necesitados de la región latinoamericana.


Eduardo Jezierski nos relata pormenores del acuerdo, haciendo hincapié en sus ventajas: “Ante todo, esta alianza permitirá incrementar drásticamente la accesibilidad de los beneficiarios, y una más rápida evaluación de las herramientas de InSTEDD alojadas en la Nube, listas para ser usadas con sólo registrarse, lo que hoy por hoy es casi una excepción en la industria de la telefonía móvil. Por otro lado, hará falta menos infraestructura: no será necesario disponer de una computadora, ni de un Android, ya que mBlox también provee los gateways”.

“Este acuerdo se traducirá en una exploración conjunta que creemos que va a abrir nuevas puertas... Hemos presenciado en reiteradas oportunidades cómo muchos grupos que trabajan en el campo de la ayuda humanitaria se paralizan un poco a la hora de tener que resolver obstáculos técnicos. Por el contrario, esta alianza ayudará a tornar más accessibles las tecnologías a destinatarios que por lo general no tienen tiempo ni dinero como para resolver problemas de interconexión, como por ejemplo en el caso de proyectos de cuidado de la salud materno-infantil en entornos de muy bajos recursos, como el de Maternova en Chiapas (México)”, agrega.

“Las primeras tratativas con mBlox arrancaron en 2008, pero en aquel entonces sus servicios nos resultaban demasiado costosos. Reanudamos las conversaciones con Andrew Tinio en 2009, explorando cómo sería la implementación de gateways para Asia, América Latina y EE.UU., pero todo se mantuvo en el terreno de lo virtual... En enero de 2011 todavía no tenían nada para ofrecernos que nos pudiera ser útil, pero en abril nos enviaron un anuncio de los nuevos productos para América Latina, lo cual nos pareció como si hubiera estado hecho a medida para nosotros, ya que acabábamos de lanzar el iLab en la región... Nuestras expectativas a corto y mediano plazo pasan por establecer conectividad vía voluntarios en los cuatro países latinoamericanos abarcados por mBlox: Argentina, Brasil, Colombia y México, hacer pruebas cuanto antes, desarrollar prototipos que los destinatarios puedan ir aprovechando y concretar unos cuantos proyectos”, concluye.

Ejemplos de casos de uso

He aquí algunos ejemplos prácticos de las soluciones tecnológicas que el iLab América Latina puede proveer a partir de plataformas de envío y recepción de mensajes de texto, y que ahora se facilitarán y potenciarán gracias a la alianza con mBlox:
  • Un trabajador social que se desempeña en un área rural necesita evacuar una duda o consultar cierta información con sus colegas, quienes también se hallan en áreas remotas. Envía un único mensaje de texto a un número de teléfono, que automáticamente reenvía ese mensaje a todo su grupo de trabajo. Cualquiera de esas personas podrá luego responder el mensaje, el cual, asimismo, se reenviará nuevamente a todos los demás.
  • Un coordinador de un equipo de construcción de viviendas recibe una alerta meteorológica, y desde su oficina con internet les envía una alerta a todos los trabajadores en el área afectada, quienes reciben el mensaje inmediatamente en sus respectivos celulares.
  • Clínicas rurales o en pueblos sin conectividad a internet reportan casos de enfermedades infecciosas a través de una llamada telefónica o un mensaje de texto, recibidos por un sistema que les permitirá luego consultar y visualizar la información recabada desde la oficina provincial.
  • Una organización de acción ciudadana lanza una campaña vía SMS mediante la cual sus seguidores reciben un mensaje en sus celulares que los alerta acerca de un proyecto minero en un glaciar. Respondiendo el mensaje con un  “SÍ” firman la petición para detener la instalación, y luego pueden enviarles el mensaje a amigos o familiares, quienes también podrán firmar. El sistema contabiliza las firmas recibidas y registra los números de teléfono de los firmantes.
  • Una enfermera que trabaja en el área de la salud materno-infantil visita a una mujer embarazada. Envía un mensaje de texto a un sistema registrando a la mujer y el embarazo. La embarazada recibirá SMS a lo largo de los siguientes meses, mediante los cuales se le proveerá información sobre los síntomas que podría experimentar, instándosela a visitar la clínica para hacerse un chequeo en determinadas semanas, y poniéndose sobre aviso a la enfermera o al médico a cargo sobre fechas importantes del cronograma sanitario.
  • Un grupo barrial organiza una encuesta vía teléfonos celulares para conocer cuáles son las prioridades de los vecinos. Las personas reciben mensajes de texto con las preguntas, y posteriormente pueden contestar respondiendo con números para cada opción. Los resultados se almacenan en una planilla que luego podrá ser filtrada, agrupada y graficada.
Martín Verzilli, Líder de Proyectos del InSTEDD iLab América Latina, nos explica la incidencia que la alianza con mBlox tendrá genéricamente en todos estos casos, en los siguientes términos:

Martín Verzilli
“Esencialmente, los casos de uso no cambian, lo que cambia es que se facilita drásticamente la implementación de nuestras herramientas en dichos entornos. mBlox nos provee shortcodes casi on-demand, lo que normalmente llevaría meses de gestiones con cada una de las telcos que operan en el área que se quiere cubrir. Los shortcodes son mucho más efectivos que los longcodes para montar aplicaciones basadas en SMS, porque facilitan la memorización por parte del usuario del número asociado a la aplicación. Además, el servicio prestado por mBlox está pensado para manejar grandes volúmenes de mensajes, no obstante lo cual continúa siendo económicamente viable con niveles de consumo relativamente bajos. Por otro lado, hay una reducción del costo de envío hacia los usuarios para las organizaciones a partir de determinado volumen”.

“De más está decir que la solución ideal es siempre tener acuerdos directamente con las telcos para que provean shortcodes gratuitos, pero como esto en la mayoría de los casos es casi imposible de conseguir, la segunda alternativa es recurrir a agregadores como mBlox, que ya tienen acuerdos concertados con los principales carriers del mundo...  Si uno necesita shortcodes y/o altos volúmenes de intercambio de SMS, los agregadores son la segunda mejor opción...”, finaliza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada