viernes, 27 de enero de 2012

Te presentamos a nuestro hermano mayor: el InSTEDD iLab Sudeste Asiático


En 2006 el Dr. Larry Brilliant, haciendo honor a su apellido, se despachó ante un selecto auditorio con una disertación magistral que le permitió ganar el Premio TED de ese año. Con esos fondos, sumados a los aportes de Google.org y de la Rockefeller Foundation, creó InSTEDD. Desde entonces, su frase emblemática “Detección temprana, respuesta temprana” cobró una popularidad inusitada entre todos aquellos que trabajan por el bien del prójimo en entornos hostiles y carenciados. Un año después Brilliant pudo ver plasmado su sueño de desarrollar y suministrar tecnología de código abierto con propósitos humanitarios, que condujo a la fundación del primer laboratorio de innovación de InSTEDD: el iLab Sudeste Asiático, con base en Phnom Penh (Camboya).

Ya hemos explicado con lujo de detalles cómo ha sido la génesis de este proceso en otro post, que incluía un video subtitulado de la charla completa de Brilliant: Las 10 necesidades claves que hemos detectado en las ONGs y demás organismos sociales de América Latina, pero en esta oportunidad nos interesa focalizarnos un poco más en el desempeño de nuestros predecesores en la Cuenca del Mekong. Te vamos a revelar algunos detalles de la “cocina” detrás del iLabSEA, narrados por sus propios protagonistas, para que comprendas un poco mejor nuestro presente...

Un laboratorio de innovación tecnológica, o iLab, es un espacio neutral que permite la exploración compartida de soluciones para afrontar múltiples problemáticas, a través de un diálogo interdisciplinario que involucra a especialistas en diferentes áreas, emprendedores sociales y desarrolladores de software. Los laboratorios de innovación son ámbitos propicios para la transferencia de tecnología y la colaboración entre organismos de bien público internacionales y comunidades locales.


Tal como lo manifiesta Eduardo Jezierski, CTO de InSTEDD, “El concepto de iLab proviene de una 'fusión de pensamientos' que combinan lo tecnológico con el trabajo social. Mi background es eminentemente tecnológico, mientras que Dennis Israelski, CEO de InSTEDD, ha dedicado su carrera a trabajar en asuntos de salud pública mundial, especialmente en África y China. Aunque inicialmente diera la sensación de que estos dos dominios –el diseño de interacción tecnológica y la salud pública– distan de parecerse, hemos descubierto que en realidad tienen muchísimo en común...”.

“Tanto para Dennis como para mí es fundamental que aprendamos a adaptarnos constantemente a las situaciones cambiantes, implementando procesos iterativos. Se trata de una metodología muy distinta a la empleada para –digamos– la fabricación de un automóvil, por ejemplo, donde se sigue un conjunto estandarizado de procedimientos para crear un producto básico. Los estilos y prácticas de organización post-industrial simplemente no aplican en este caso... Nuestro objetivo común es extender las fronteras del diseño tecnológico para mejorar la salud, la seguridad y el desarrollo en entornos de muy bajos recursos, y asegurarnos de que esas mejoras sean reales y medibles, y de que puedan ser impulsadas y sostenidas localmente”.


Prácticamente el 100% del staff del iLabSEA está constituido por camboyanos, si bien reciben permanentemente la visita de ingenieros, programadores, diseñadores y voluntarios de otras partes del mundo, y en especial de integrantes de la comunidad de trabajadores de InSTEDD (EE.UU.). Cabe destacar que la participación comprometida y sostenida en el tiempo por parte de varios miembros de Manas Technology Solutions –Argentina– , a través de sus reiterados viajes a los países de la Cuenca del Mekong, como Camboya y Tailandia, fue lo que facilitó bastante la creación del iLab América Latina, ya que ahora estamos aprovechando toda esa valiosa experiencia in field previa y adaptándola a las necesidades locales.

Algo fundamental que distingue al iLabSEA del Silicon Valley –continúa diciendo Eduardo– es que el primero “contribuye a fomentar un enfoque mucho más amplio del trabajo, que incluye el impacto social como un objetivo primordial explícito de cualquier emprendimiento... Camboya, al igual que otros países en desarrollo, tiene una gran oportunidad de pegar un salto significativo por encima de las maneras tradicionales de hacer negocios y construir compañías”.

Para finalizar este post te presentamos un interesante slideshow creado por el Dr. Chun Cheng, Project Manager del InSTEDD iLabSEA, que proporciona un panorama bastante amplio de la labor desarrollada por el laboratorio de innovación asiático durante todos estos años, como así también de la plataforma de herramientas tecnológicas empleada, y te servirá para que conozcas mejor los orígenes de su “hermano menor”, nacido en abril de 2011: el iLab América Latina, con sede en Buenos Aires.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada