jueves, 10 de febrero de 2011

Reporting Wheel: un invento ingenioso en formato sencillo y no-electrónico


Muchas veces las ideas brillantes se corporizan a través de dispositivos sumamente sencillos que prescinden por completo de cualquier tipo de sofisticación o interfaz tecnológica. Y éste es precisamente el caso de la Reporting Wheel (Rueda de Reportes), que fue desarrollada por el iLab de InSTEDD con base en Phnom Penh, Camboya, para facilitar la tarea de los trabajadores sociales de la Cuenca del Mekong que debían informar acerca del estado de salud de sus pobladores.

Uno de los desafíos principales que permanentemente deben afrontar  los trabajadores comunitarios de la salud de regiones remotas y de bajos recursos reside en gestionar eficientemente los datos que reciben de los distintos beneficiarios a través de mensajes de texto que circulan por las redes de telefonía móvil. Y para ello debe garantizarse que los destinatarios de la ayuda sepan cómo enviar dichos SMS, y qué número suministrar para que esos datos puedan ser procesados adecuadamente a efectos de que reciban respuestas inmediatas a sus diversos requerimientos.

Nicolás di Tada, argentino y Director de Plataforma de InSTEDD, relata en su blog que la Rueda surgió como la respuesta más eficiente y de fácil implementación para resolver los siguientes problemas que debían ser superados:
  • La mayoría de las personas de esa región no sabían cómo enviar mensajes de texto.
  • Algunas de ellas incluso ignoraban cómo leer o interpretar dichos SMS.
  • La mayoría de los teléfonos celulares no permiten el uso de caracteres poco usuales, como los de los alfabetos tailandés o camboyano, por ejemplo, por lo que sólo era factible que el mensaje fuese un número, pero nunca letras o palabras.
  • Y aunque la interfaz móvil soportase dichos caracteres, escribir mensajes sería sumamente engorroso, debido a la extensa cantidad de letras que contienen estos alfabetos.
La Reporting Wheel permitió alzarse por encima de todos estos escollos de una manera simple y extremadamente económica. Se trata de un dispositivo que consta de tres círculos concéntricos de cartón o plástico flexible que giran independientemente, de manera que el responsable que coordina el dispensario o centro sanitario pertinente pueda combinar tres variables (día del mes, tipo de enfermedad y número de casos) que le proporcionarán un número resultante, que es el que finalmente deberá enviar a través de un SMS al ente encargado de recolectar y procesar toda esa data.

En otros términos, una vez que el usuario haya seleccionado los tres parámetros, en el visor situado a la derecha de la Rueda se formará un número de nueve dígitos, y ésa será precisamente la cifra que deberá enviar a un número telefónico predeterminado, que puede ser largo o bien tratarse de un shortcode.

La pruebas de campo en Tailandia y Camboya arrojaron resultados óptimos y muy alentadores, por lo que es fácilmente predecible que en un futuro cercano muchas otras organizaciones de ayuda humanitaria de las distintas regiones del planeta adoptarán esta útil herramienta, que facilita el envío de SMS a entidades que apuntan a mejorar la calidad de vida de los más necesitados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada